27/2/13

PROFES POR EL MUNDO - 4º ENTREGA: MARTIN PACIULLO

Continuamos con nuestro recorrido para dar a conocer el trabajo de los preparadores físicos argentinos que nos representan en el exterior. 

En esta oportunidad, y tal como lo hiciéramos la semana pasada, hablamos con otro compatriota radicado desde hace algunos años en México. 

Estamos hablando de Martín Paciullo, oriundo de Rosario y de familia con tradición en el mundo de la preparación física en el fútbol. 

Compartimos con ustedes lo mejor de la charla con nuestro protagonista de la fecha:






FPM: Como solemos arrancar con todos nuestros protagonistas, nos gustaría que nos cuentes acerca de tus inicios como P.F. en el fútbol...

Paciullo: Bueno, yo vengo de una familia en la cual mi papá, mi hermano y yo somos preparadores físicos. Mis inicios fueron en 2001, en las inferiores de Rosario Central. Pasé por todas las categorías ayudando y ya en el 2002 pase a ser preparador físico de la 8va. división. En 2005 me vine a México, al San Luis. Estuve en ese club hasta Julio de 2008. Posteriormente estuve 6 meses en Necaxa y en Diciembre de 2008 volví a San Luis.


FPM: Desde 2005 hasta la fecha, trabajaste siempre en México?

Paciullo: Sí. En cuatro equipos dos de Primera División y dos de Liga de Ascenso. Siempre con los planteles profesionales.


FPM: Y actualmente estás trabajando en el Mérida, es asi?

Paciullo: Sí, estoy hace un año y 7 meses en el C.F. Mérida, de la Liga de Ascenso. Estoy con un D.T. argentino que se llama Ricardo Valiño. Es un técnico joven formado en las inferiores de San Lorenzo. También trabajó en River y Velez.


FPM: Existen allí muchas diferencias en la formación física de equipos de Primera División y Liga de Ascenso?

Paciullo: Hoy la Liga de Ascenso creció mucho. Hay equipos muy fuertes económica y deportivamente. Es una liga en la cual se corre mucho. Hay menos espacios que en la Primera División y la diferencia física ya es muy poca. Creo que la mayor diferencia es en la parte técnica. Actualmente nos toca jugar la Copa MX contra equipos de Primera División y, hablando con conocidos de esos equipos, te cuentan que el ritmo que traen los equipos del ascenso es lo que los complica. Tanto es así que el último campeón de la copa es Dorados de Sinaloa, en el cual precisamente mi hermano es el profe y compiten también en la división de Ascenso.


                                     Paciullo, en acción junto al D.T. argentino Valiño. 


FPM: Más allá de que en tu caso particualar procedés de una familia de profes. A qué atribuirías la gran escuela surgida especialmente de Rosario?

Paciullo: Es una buena pregunta. Yo creo que en Rosario hay muy buen material. Más allá de preparadores físicos, en todos los aspectos del fútbol. Y hay tres escuelas muy buenas: Newell´s, Rosario Central y Renato Cesarini.


FPM: Cuáles son las capacidades con las cuales te encontrás que tenés que trabajar más en los futbolistas mexicanos? Es decir, aquello que ves tal vez que falta en el trabajo de fuerzas básicas...

Paciullo: El fútbol mexicano a comparación del argentino carece de un buen trabajo de base, es decir, en las fuerzas básicas o divisiones inferiores. El futbolista mexicano en su mayoría posee una gran capacidad aeróbica y no tanto en la parte de fuerza y potencia. Te llegan jugadores al primer equipo sin una buena base física en comparación al futbol argentino, donde sí llegan ya con una formación. Pero hoy eso va mejorando. Ya hay un sistema de competencia de divisiones menores como Sub-17 y Sub-20, que hacen que el jugador llegue mejor.  Eso les permitió ser Campeones del Mundo Sub-17 y campeones olímpicos Sub-23.


FPM: Por último, contanos cuáles son tus objetivos inmediatos en tu carrera y si te gustaria volver a trabajar en algun momento en Argentina...

Paciullo: Mis objetivos son los de seguir creciendo como profesional en el fútbol mexicano...y sí, es una espinita clavada que uno siempre tiene la de trabajar en el fútbol argentino. Hay mucha competencia, pero nunca pierdo la ilusión de volver a mi país y trabajar allá.


    

No hay comentarios.: