17/9/12

CHARLA CON LUCAS PAULINI

Hace algunos días atrás publicamos el perfil del mediocampista central Lucas Paulini, quien desde muy joven decidió viajar a los Estados Unidos para completar su formación educativa allí, pero además para poder dedicarse a su otra pasión: el fútbol. 

De esa forma desarrolló su camino secundario y universitario compartiendo los estudios con la pelota y hoy ya es un futbolista profesional que nos representa en la segunda liga en importancia detrás de la MLS. 

Estamos hablando de la NASL (North American Soccer League), donde defiende la camiseta Nro. 5 del Atlanta Silverbacks.

Desde esa ciudad y vía web, Lucas tuvo la amabilidad de brindarnos su tiempo y contarnos su experiencia en ese país. 


FPM: Lucas, contanos un poco, por qué tomaste la decisión de irte tan joven a los Estados Unidos?

Paulini: Decidí venir acá porque estaba estudiando en un colegio doble turno y no podía estudiar y jugar en las inferiores de algún club al mismo tiempo. Mis padres siempre se inclinaron por el lado del estudio. Cuando me enteré que en Estados Unidos se podía estudiar y jugar para la universidad al mismo tiempo, me convencí que me tenía que venir. Conseguí una beca y vine.

 FPM: En Argentina estabas jugando en algún club?

Paulini: En argentina jugué para la novena de River un tiempo corto, después en Defensores de Belgrano. Y antes había jugado al Baby Platense y en el club Palermo. Después cuando tenía 16 probé suerte en Vélez y River pero no se dió. Así que ahí decidí venirme para acá.

FPM: Cómo fue la adaptación a esa nueva etapa en Estados Unidos durante los primeros tiempos?


Paulini: Al principio fue complicado. Yo fui a un colegio alemán y sabia muy poco de ingles. Por suerte me vine con un compañero de colegio y decidimos ir a la misma universidad. Eso ayudó mucho a la adaptación. Pero además había unos cuantos latinos en mi equipo y enseguida nos hicimos amigos. En 5 meses ya me había adaptado a la vida de acá y se fue haciendo mas fácil a medida que aprendía el idioma y la cultura.

FPM: Encontrás muchas diferencias entre ambas culturas en el día a día?

 Paulini: Sí, la verdad que muchas. Lo que más sorprende hasta el día de hoy es la mentalidad, el orden que hay y como se trabaja para que todo funcione como corresponde. Son muy estructurados, aunque un poco más fríos socialmente.

FPM: Qué nos podés comentar acerca de la NASL?

Paulini: Es muy pareja. Es muy diferente al fútbol argentino. La mayoría de los equipos intentan jugar con la pelota al piso. Pero son muy estructurados, muy organizados. Físicamente creo que son muy superiores a lo que estamos acostumbrados en Argentina, atacan todos y defienden todos, rápido atrás de la línea de la pelota para defender. Pero carecen de ideas en el ataque y situaciones tácticas que se aprenden de chico en Argentina. Y también les falta mucha viveza. Con respecto al ataque, depende mucho del técnico. Hay equipos que juegan al pelotazo y no juegan mal. Hay una idea detrás de la pelota larga. Por ahí unos años atrás era un juego mucho mas frontal sin intenciones. Hoy en día están mucho mas avanzados tácticamente y también hay jugadores, la mayoría de otros países, que hacen la diferencia en los últimos tres cuartos de cancha.

FPM: Imagino que además deben contar con todas las facilidades tanto para entrenar como en relación a infraestructura de estadios y demás, verdad?

Paulini: Sí, la verdad que nos tratan muy bien. Ya desde la universidad que el trato es muy profesional. No sólo los estadios y los vestuarios, hasta los hoteles donde concentramos de visitante. Y siempre viajamos en avión.

FPM: Habiendo llegado a conocer un poco la estructura de inferiores en Argentina y después habiendo completado tu formación en Estados Unidos. Qué encontrás como puntos a favor y en contra en lo que ves de allí y lo que viviste aqui? 

Paulini: Acá no hay una estructura como en argentina. No existen las inferiores ni chicos que se quedan en la pensión del club. Recién juegan 11 contra 11 cuando cumplen 13 años, muy tarde. Juegan en algún club cerca de su casa, se entrena 3 veces por semana, o para su colegio. Y después se pasa a la universidad donde sí se entrena muy profesionalmente y hay campeonatos muy organizados.
Pero a la universidad se entra con 17, 18 años. Muy tarde para un futbolista para empezar a jugar competitivamente. Esto cambió mucho en los últimos años pero todavía falta mucho para que un chico de 13 años diga que quiere vivir del fútbol.

FPM: De todas formas por lo que comentás, tienen una buena frecuencia de entrenamientos...

Paulini: Sí, sí. Se basan mucho en lo físico. Muy pocos hacen hincapie en técnica y táctica.

FPM: Por último. Cómo ves a Estados Unidos a futuro en el plano mundial, a nivel selecciones?

Paulini: Justo en este momento no la están pasando muy bien. Pero van a ser una potencia, no tengo dudas. Mejoran cada año y le juegan de igual a igual a muchos. Con todo el dinero que se invierte yo creo que van a crecer. No va a ser de un día para el otro, pero van a lograr cosas grandes en mundiales.

No hay comentarios.: