14/8/12

ENTRENANDO POR EL MUNDO: CHARLA CON DIEGO ANDRES CRUCIANI

En una nueva entrega de nuestra sección "Entrenando por el Mundo", tuvimos la chance de ponernos en contacto con un director técnico que cuenta con una rica trayectoria alrededor del planeta. 

Estamos hablando de Diego Cruciani, quien suma experiencias en destinos tales como Maldivas, Haití, Bangladesh (donde dirigió los seleccionados nacionales) y Camerún, entre otros.

Por estos motivos, nos resultó muy interesante poder charlar con él y que nos cuente sus vivencias en estos años de carrera como entrenador y formador y en sus tantos kilómetros recorridos con su profesión.





FPM: Diego, Cuál fue la motivación que lo llevó a transformarse en Entrenador de Fútbol?

Cruciani: La de seguir ligado al fútbol desde un lugar que me permitiera volcar mis ideas, realizar mis sueños, la ambición de ver jugar a un equipo como a uno le gustaría, y poder transmitir no sólo una filosofía o una idea de juego, sino también la gran motivación que da conducir grupos y conseguir objetivos a través de estos, dejando enseñanzas no sólo a nivel profesional sino también en lo humano. Luego, ésto se potenció más aún cuando surgió la posibilidad de trabajar en el exterior, en países no desarrollados en fútbol y poder llevar hasta ellos nuestra idea, nuestra historia y nuestro prestigio, que aún conserva el fútbol argentino.

FPM: Cuáles son las condiciones fundamentales que considera, debe tener un entrenador?

Cruciani: Más allá del conocimiento cabal del juego y de la idea que pregone, un entrenador debe tener fundamentalmente capacidad de conducción y liderazgo, logrando que el mensaje llegue claro y sea captado por persuasión y no por imposición, argumentando todo lo que intenta transmitir. Un entrenador debe ser formador de grupos, y esto quiere decir que ese grupo vaya unido detrás de un mismo objetivo. No es necesario que exista amistad, si respeto mutuo, tanto en la interrelación de jugadores, como con el entrenador y su cuerpo técnico. Pero la mayor virtud o cualidad que debe tener un entrenador es la de tener convicciones firmes y nunca apartarse de ellas.

FPM: Por qué cree que en todo el mundo se eligen tantos futbolistas y entrenadores argentinos?

Cruciani: Esto ha ocurrido a lo largo del tiempo por el prestigio ganado por el fútbol argentino a través de su historia con todos sus logros y por la calidad técnica y la personalidad del jugador argentino. Por ende, luego fueron los entrenadores quienes siguieron ese camino por los mismos motivos. Pero hemos caído en un bache y con el peligro de que se llegue a un abismo donde esto deje de ocurrir, por la falta de valores y talentos que ya no aparecen o no trabajamos como se debería para que ello ocurra. Lo mismo va para los entrenadores, porque en el fútbol nuestro de cada día, somos cómplices del sistema perverso que se devora entrenadores, por el temor a perder, porque no hay un mínimo de tolerancia y la histeria le gano a la sensatez. Lo peor de todo esto es que también ocurre en divisiones inferiores y el resultado es lo enunciado antes, falta de talentos, de riqueza técnica y de verdaderos maestros que logren hacerlos.

FPM: Qué recomendación especial le daría a un futbolista argentino que viaje a jugar al continente asiático?

Cruciani: Que no subestime el medio al que llega. Ya no hacemos diferencia como ocurría antes, y es necesario dejar todo, rendir al máximo porque son ligas muy competitivas y desarrolladas, aunque aún falta mucho mejorar en la parte táctica y conceptual, pero no existen ventajas y para cualquier jugador sudamericano se hace muy duro triunfar o lograr ser una figura excluyente. Por último les diría que se preparen para vivir en climas y culturas totalmente diferentes a las cuales uno se debe adaptar, de lo contrario es imposible permanecer.





FPM: A quién o quienes considera como referentes en su puesto y por qué?

Cruciani: Tengo varios y en diferentes épocas marcaron el mismo camino, exponiendo una idea del juego con la que he comulgado. Puedo comenzar nombrando a Rinus Michels, el hacedor del famoso "futbol total" de Holanda del '74 y que de alguna manera fue la inspiración para que el Barcelona formara su escuela. Luego Cesar Menotti y Telé Santana que fueron contemporáneos y también hicieron honor a una forma de jugar y entender el fútbol que coincide con el gusto de las mayorias. Y en la actualidad, sin lugar a dudas Pep Guardiola es el máximo exponente de esa idea. Pero debo decir que no siempre es posible lograr un funcionamiento tan perfecto o casi perfecto, como lo hacía la Holanda de Michels y el Barcelona de Guardiola, mas bien diría que lo más difícil para un entrenador es lograr que un equipo juegue bien y sea eficaz, que tenga la mayor parte del tiempo el balón en su poder y llegue a la definición, y que ademas recupere de la forma que lo hacían estos equipos, en campo contrario la mayor parte del tiempo. Es todo un trabajo que lleva su tiempo y repito, muy difícil de lograr si no se le da continuidad.

FPM: En cuál de los países donde trabajó fuera de Argentina, le resultó más complicado trabajar y por qué?

Cruciani: En Haití y en Camerún, por la falta de estructura e infraestructura y por las dificultades del idioma ya que en ambos países se habla francés y no es un idioma que domine. Pero también he chocado en todos los lugares que me ha tocado trabajar con la parte dirigencial, que no entiende cuáles son los caminos, y cómo se debe desarrollar el trabajo para el crecimiento. Muchas veces , por no decir siempre, hay una estructura dirigiencial corrupta que no le importa en realidad lo que un entrenador pueda hacer para el mejoramiento del nivel, y solo apuestan a que se de algún buen resultado.

FPM: Cuál es la anécdota más extraña que recuerda, le ha tocado vivir en alguno de estos destinos?

Cruciani: Tengo infinidad de anécdotas, algunas que no se pueden contar, pero voy a resaltar dos, y en ambas hay un mismo protagonista, Diego Maradona.  Una vez en la ciudad de Karachi en Pakistán, decido ir a una peluqueríaHabía muchas personas, la mayoría vestidos con los atuendos típicos  (largas túnicas) y barbas tupidas y largas. Me miraron con cara de pocos amigos por los rasgos occidentales, hasta que la persona que me acompañaba les dice que soy argentino y que trabajaba como entrenador. Allí cambiaron los semblantes y la actitud porque comenzaron a nombrar a Maradona y a preguntarme todo sobre él. Me trataron como a un invitado de honor, no sólo no me cobraron el corte sino que me convidaron con masas y gaseosa.  Y la otra es que en Bangladesh, Diego es adorado por ese pueblo, al punto tal que en los mundiales, la gente pone la bandera argentina en los techos de sus casas, todo gracias a su idolatría.

FPM: Cómo llevó adelante el proceso de elección de futbolistas como entrenador extranjero de un seleccionado, en países como Haití, Maldivas ó Bangladesh?

Cruciani: En ninguno de los casos fue difícil hacer la selección. Era muy fácil detectar los sobresalientes en cada equipo y además no son ligas grandes con muchos equipos. Y en el caso de Haití, se recurria también a 3 o 4 que tenían jugando en el exterior.  La tarea más difícil en todos estos países no fue formar la seleccion mayor, sino buscar talentos entre equipos de segunda división y en escuelas para formar las sub-20 y sub-23.

FPM: Por último, qué es lo que más y lo que menos, le gusta de su profesión? 

Cruciani: Lo que más me gusta y amo profundamente es estar en un campo trabajando, volcando toda la impronta y los conocimientos que uno tenga adquiridos para poder verlos concretados en un equipo que funcione como uno quiere, y por supuesto, seguir aprendiendo. El roce con entrenadores del máximo nivel, el recorrer el mundo intercambiando ideas, ratificando lo que uno ya tenía asumido y corrigiendo errores permanentemente. Lo que no me gusta es la ingratitud que tiene hoy esta profesión y la falta de respaldo que se le da a un entrenador, haciéndolo depender de resultados inmediatos sin dejarle concluir la tarea por un par de malos resultados, o a veces también subestimando su real influencia en la formación, tanto de jugadores como del equipo en si.


1 comentario:

Anónimo dijo...

porque sè que èsta actividad es "todo" para vos... me llena de alegrìa y orgullo saber que lograste hacer del futbol no solo tu medio de vida sino tu verdadera realizacion personal. te quiero amigo y que sigan los exitos. Ruben Manizzi