22/1/11

CHARLA CON LEANDRO GRECH

Agradecemos al mediocampista argentino Leandro Grech, quien desde hace casi 5 años se encuentra en el fútbol alemán (actualmente defiende los colores del Unterhaching, en la 3. Liga) por la amabilidad, que nos permitió desarrollar una interesantísima charla, en la cual nos cuenta todos los detalles de la vida en Alemania y la particularidades de su fútbol:

F.P.: Leandro, contanos cómo se produjo tu llegada al fútbol alemán?

Grech: Un representante alemán y otro argentino me trajeron para Vaduz (Segunda División de Suiza) y por cosas de contrato no me quede ahí. En esa semana habíamos jugado un amistoso contra un equipo alemán, y el  D.T. de ese equipo, al enterarse de lo que pasaba conmigo en Vaduz, habló con mi representante y fui para allá.

F.P.: Y cómo fue  la adaptación? Fue difícil?

Grech: Uh sí, fue terrible. En el club ese, Pfullendorf, no había nadie que hablara español, sólo un pibe de las inferiores que hablaba italiano, pero a los 2 meses lo bajaron a la reserva porque estaba excedido de peso. Acá te controlan todas las semanas en ese tema, y él no podia  adelgazar y lo sacaron. Eso a mi me mató porque no podía hablar con nadie. Pero por otro lado me ayudó, asi tuve que aprender el idioma lo antes posible. Estuve 4 meses más o menos para poder hablar algo con mis compañeros. El D.T. hablaba español porque la mujer es española, asi que algo le entendía. Eso es sólo el tema del idioma, después tenés el choque cultural y el clima que es un tema aparte.

F.P.: Con relación a las diferencias culturales y de costumbres que nos podés comentar?  

Grech: Costumbres hay muchas y distintas a las nuestras. Por ejemplo, el primer día que llegué acá, fui al hotel entrené y de nuevo al hotel. Eran las 20.30 mas o menos y bajo para ir a comer. Cuando  voy, el restaurant estaaba cerrado. Sólo hasta las 20 hs estaba abierto. El tema es que acá comen a las 18 más o menos. Yo no sabía nada, asi que me fui a la cama sin comer, porque en la calle estaba todo cerrado también. Los supermerados cierran a las 20 también. Hace 6 años atrás era peor, según lo que me contaban, cerraban a las 18. 
También tuve que aprender a reciclar la basura, plástico por un lado, papel, cartón, resto de comida y demás cosas.

F.P.: Cómo es la relación con la gente? 

Grech: La gente tiene otro ritmo de vida. Acá se levantan muy temprano, tipo 6.30  hs. y se van a dormir tipo 20 hs. Después acá sos un ciudadano más, no es como en  Argentina  que sos "un jugador de fútbol" con sus privilegios. También desayunan, no la mayoria, con cerveza.  Es impresionante lo que toman cerveza acá.
Después en el trato con la gente y los vecinos, por ejemplo, para ir a visitar a alguien tenés que avisarle unos días antes y la hora en la que vas a pasar. Ni se te ocurra caer por sorpresa.
Pero depende también en qué parte de Alemania estás, porque cada lugar tiene sus costumbres y sus dialectos. Gracias a Dios estuve ya en 4 ciudades distintas, y las 4 distintas en todo. Y como siempre de cada ciudad tuve que aprender un poco el dialecto, porque no les gusta a veces hablar el alemán puro.  

F.P.: Y yendo a  lo futbolístico? Cuáles son las características más marcadas?

Grech: Acá el fútbol es un poco distinto al argentino. Es más colectivo, no se ven tantas individualidades. Eso no quiere decir que no las haya. Funciona más el equipo y no sólo un jugador.

F.P.: En ese contexto, al jugador sudamericano podrias decir que lo eligen justamente para aportar más fantasía, por decirlo de algun modo?

Grech: La fantasía es algo muy lindo, tirar caños y demás, pero mientras que sea productivo para la jugada y para el equipo. Tal vez estoy "alemanizado" futbolísticamente hablando, pero al final del partido prefiero ganar a mostrar sólo una jugada. Alemania nos ganó 4-0 sin demostrar que son unos fenomenos. No sé si me explico.

F.P.: Sí, perfecto. Por eso te preguntaba como ven ellos en general al futbolista sudamericano o si buscan algo particular o diferente cuando eligen contratar sudamericanos...

Grech: Seguro que eligen calidad, el jugador que marque la diferencia en una jugada. Pero es un fútbol muy raro para el jugador sudamericano porque han venido muy buenos jugadores y no les fue nada bien. 

 F.P.: Y con respecto a la organización? Porque, por lo que podemos ver nosotros al menos a la  distancia, parece ser muy organizado y como si no dejaran un sólo detalle librado al azar. Es tan asi?

 Grech: Ellos son así en todo. No se les escapa nada. Para el mundial 2006 está la historia del papelito del arquero alemán contra Argentina. Ellos tenían estudiado cada posible ejecutor de la selección y los siguieron durante 2 años en sus clubes. Y a la hora de los penales, el arquero leía el papel antes de especular. Y para éste Mundial tenían también estudiado a cada jugador si es que íbamos de nuevo a penales. 
Después, en la liga tenés la medición de cuánto corre cada jugador y miles de estadísticas. Hay gente que se dedica a eso y más que nada dejan ese trabajo a las universidades. De 1ra. a 3ra. División, en la semana se hace video análisis que duran 30 min., de los errores propios y del próximo rival, por ejemplo. 

F.P.: Ahora, con todo ésto que me comentás, te gustaría igualmente volver en algún momento a jugar en Argentina?

Grech: Volver a la Argentina siempre es un deseo, pero eso siempre esta en manos de Dios, el abre las puertas y las cierra. Un sueño mío es volver a Newell´s y poder demostrar todo lo que no pude demostrar en el momento que me tocó jugar. Creo que ahora soy un jugador distinto, con una visión de juego distinta, con más orden dentro  del campo, más experiencia. En los últimos dos equipos terminé siendo capitán...esas cosas las aprendí estando acá.

F.P.: A la hora  de evaluar un posible regreso, pesa un poco el hecho de estar hoy en un lugar en el cual sólo tenés que preocuparte por entrenar y jugar sin medir factores externos, como los conflictos propios que tiene nuestro fútbol?

Grech: Estando ya un tiempo lejos de Argentina esas cosas como que me voy olvidando, es verdad. Acá termina el partido e independientemente del resultado te piden autógrafos. A veces hasta hinchas del equipo contrario, cosa que me pasó y no lo podía entender. 
Pero creo que a la hora  de volver el tema de los barras, las presiones y todo lo demás, es un tema al que me tendría que volver adaptar. Es una pena que el fútbol no se pueda vivir de la manera que se vive acá, con más respeto al rival, con mas espíritu deportivo y demás. Porque en Argentina veo  que lamentablemente siendo como somos nos perdemos de disfrutar muchas cosas.



     


   


 







No hay comentarios.: